Noticias :

El informe de Human Rights Watch en contra del heredero saudí en meramente político y contradictorio a las normas legales y profesionales cuando el Príncipe Mohammed bin Salman es bien recibido en la

((En el reporte de “Human Rights Watch” cual causó un revuelo en los medios de comunicación tanto árabes como latinos, señala que el poder político argentino puso la atención en el rol del Príncipe heredero por los supuestos crímenes de guerra que cometió la coalición con liderazgo Saudí en el Yemen y a actos de tortura llevados a cabo por funcionarios saudíes. Se espera que el Príncipe heredero asista a la cumbre del “G20” en Buenos Aires el 30 de noviembre, 2018.

El 26 de noviembre “Human Rights Watch” presentó una petición ante un “fiscal federal” en la cual incluye sus conclusiones en referencia a supuestos abusos de leyes internacionales que fueron cometidas durante el conflicto armado en el Yemen, y pueden incriminar legalmente a Mohammed bin Salman el entonces Ministro de Defensa. La petición enfoca también a su probable incriminación en graves denuncias relacionadas con torturas y abusos de ciudadanos saudíes, entre ellas el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Y dice Kenneth Roth, el Director Ejecutivo de Human Rights Watch: “Las autoridades fiscales argentinas deben evaluar el rol de Mohammed bin Salman por los posibles crímenes de guerra cometidos desde el 2015 por la Coalición con liderazgo Saudí en el Yemen y que los juzgados argentinos actúen aprovechando la asistencia del Príncipe Heredero a la Cumbre del G20 en Buenos Aires, ello puede ser una buena manera de reparar los daños a las víctimas de las violaciones, los cuales son imposibilitados de encontrar justicia en Yemen ni Arabia Saudita”.))

Y después de la publicación del reporte arriba mencionado, algunos medios árabes y latinos vinculados con políticas y financiación de algunos “países”, entre ellos compiten en replicar las declaraciones y tweets de la organización “Human Rights Watch” y muchos están cargados con amenazas y denuncias hacia el príncipe saudí en donde lo responsabilizan, lo criminalizan, difunden acusaciones por dondequier, lo posicionan de dictatorial y le adjudican actividades criminales, todo ello sin fundamentos legales o enjuiciamiento oficial.

Nosotros en el “Observatorio Internacional para Monitorear y Documentar las Violaciones de los Derechos Humanos” consideramos que el reporte de la organización “Human Rights Watch” es meremente político y dirigido contra el Príncipe “Mohammed bin Salman” en su carácter de funcionario gubernamental de alto nivel y agregamos que este reporte junto con lo publicado en los medios y los tweets contradicen absolutamente las normas legales y profesionales, también carecen de credibilidad.

El “Observatorio” considera que el objetivo de esta campaña de incriminación utilizada por aquellos medios politizados es provocar desinformación en las investigaciones que se llevan a cabo en el caso del periodista “Jamal Khashoggi”; y en referencia a la guerra que se desarrolla en Yemen no se puede negar la responsabilidad de la “Coalición árabe” en algunos casos por la caída de niños e inocentes como víctimas de la guerra, pero la opinión pública debe saber que la “Coalición árabe” combate el “Terrorismo” y que los grupos terroristas armados allí tienen apoyo militar, económico y logístico del régimen terrorista en “Irán” y gozan de su protección, toman a los niños e inocentes como rehenes y escudos humanos exponiéndoles la vida a un gran peligro y ante ello los medios politizados y la organización “Human Rights Watch” no lo incluyen en sus reportes.

El “Observatorio” también considera que los procedimientos judiciales correspondientes que acompañaron las primeras investigaciones sobre las personas involucradas en el caso del asesinato del periodista saudí “Jamal Khashoggi” es una señal clara de la implementación de la justicia y el enjuiciamiento de los acusados a pesar de sus status político, de ello padecen los demás regímenes árabes donde los funcionarios gozan de inmunidad que los elude del castigo de cualquier crimen.

El “Observatorio” elogia a “Arabia Saudita” en su compromiso en continuar con su investigación en forma transparente y en el marco de la ley para revelar la completa verdad a pesar de las campañas de escepticismo político que enfrenta, y que las decisiones y acciones concretas que adoptó con coraje el liderazgo “Saudí” bajo la diligencia del Rey “Salman” y su Heredero, el Príncipe “Mohammed bin Salman” en este asunto son consistentes con el respeto a los principios del derecho nacional e internacional y colabora en aplicar la justicia a todos, este es un principio consagrado en la ley mundial de los derechos humanos.

El “Observatorio” asegura en la importancia de la entrega ante la justicia a los responsables de cometer el crimen del periodista “Khashoggi” tema con el cual comercializan los medios y algunas organizaciones de derechos, su entrega para que reciban su castigo afianza “el que no haya impunidad a los criminales” y siguiente a ese gran paso poner cese a las campañas de difamación las cuales son organizadas y programadas para dañar a “Arabia Saudita” como nación, con el propósito de afectar su imagen políticamente, económicamente y legalmente ante los países árabes e internacionalmente. El aplicar la justicia no significa que los medios se conviertan en una plataforma política que apunta los intereses y políticas de estados y los pueblos para ocultar y falsificar los hechos.

El “Observatorio” trabaja para refutar el informe presentado por la organización “Human Rights Watch” ante la Fiscalía Federal en Buenos Aires y notificará a las autoridades pertinentes de los exabruptos cometidos y el efecto producido en campañas de difamación y desinformación al proceso legal en contra del “Príncipe Saudí”, y el “Observatorio” considera que la participación del Heredero del Trono Saudí “Mohammed bin Salman” en la Cumbre del G20 que se llevará a cabo el día de hoy en la capital argentina es un paso que demuestra su inocencia de lo que se le acusa mediante campañas “politizadas”, y señalar que dichas campañas siguen activas a través de algunos medios ligadas a actividades políticas relacionadas a países con el objetivo de rendir cuentas políticas fuera del fuero legal como “víctimas de guerra de Yemen y el periodista Khashoggi”.

El “Observatorio” concluye con dar la bienvenida del Príncipe Saudí el joven “Mohammed bin Salman” en la Argentina, saludarlo por su lucha contra la corrupción y el terrorismo desde que asumió el poder y por su trabajo en iniciativas de desarrollo en muchos países del mundo.


Observatorio Internacional para Monitorear las Violaciones de los Derechos Humanos
Buenos Aires – Argentina
30/11/2018


Disponible en tres idiomas a través del sitio web oficial.
Árabe _ inglés _ Español