Noticias :

La desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi debe mostrarse mediante investigaciones, no mediante información errónea de los medios de comunicación.

Los medios se apresuran a publicar noticias recortadas y titulares pomposos, en este caso sobre la desaparición del periodista saudita Jamal Khashoggi, incluidos aquellos que fingen ser periodistas y otros que le ordenan publicar las noticias con fines políticos relacionados con aportes de dinero y de también mantener las posiciones diplomáticas entre países.

En medio de la incertidumbre que rodea el destino del periodista saudita Jamal Khashoggi, quien desapareció el martes por la tarde (2 de octubre) en Estambul,Turquía ; durante una visita al consulado de su país ". Según el informe de las autoridades turcas, la noticia de su asesinato fue publicada en titulares de periódicos y sitios web árabes e internacionales y sitios de redes sociales, donde algunos medios de comunicación publicaron noticias que van desde obituarios, denuncias, interrogatorios, desinformación y falsificación de hechos, especialmente aquellos que han derramado enojo por lo que describieron como el "asesinato" que no se ha aclarado hasta el momento y se basó en noticias transmitidas por agencias de medios de comunicación famosas por las fuentes de seguridad turcas "desconocidas" o "rechazadas", aunque la posición oficial de Turquía no ha presentado cargos hasta el momento.

El 6 de octubre Reuters publicó un informe urgente, citando a dos fuentes de seguridad turcas anónimas, señalando que las estimaciones preliminares de la policía turca sobre el caso de la desaparición del periodista saudita Jamal Khashoggi, decían que fue asesinado en un proceso llevado a cabo dentro del consulado de su país en Estambul. A partir de ese momento, la noticia se extendió como un reguero de pólvora y de muchos escenarios de análisis, pero la verdad sigue siendo dudosa, hasta este momento antes de que se anuncien oficialmente los resultados de las investigaciones.

Los acontecimientos se intensificaron y las declaraciones aumentaron.Entre los anuncios de Ankara, se abrió oficialmente una investigación sobre la desaparición del periodista saudita Jamal Khashoggi, en la cual se prometió revelar la verdad, y se vinculó la seguridad turca. A la desaparición de Khashoggi , se suma la llegada de 15 funcionarios sauditas al consulado en Estambul. , que rápidamente abrió sus puertas a los periodistas de la agencia "Reuters" para confirmar que no estaba Khashoggi en el edificio. además de la declaración de Arabia Saudita, de querer unirse al comité de investigación turco. La adhesión de Arabia Saudita a la comisión de investigación fue muy bien recibida por los funcionarios turcos y europeos, con el énfasis de todas las partes, incluida de la misma Arabia Saudita, para poder revelar la verdad de la desaparición de Khashoggi.

Novelas conflictivas
Las autoridades turcas y saudíes han presentado relatos contradictorios del paradero de Khashoggi, a quien nadie ha visto desde su desaparición.

Y en un rápido regreso a la tarde del martes, "2 de octubre", donde se publicó la noticia de la desaparición de Khashoggi, las noticias e historias entraron en conflicto sobre el tema hasta que la parte saudita expresó su silencio al decir, a través del Consulado General de la República, que el consulado estaba siguiendo los informes de los medios de comunicación sobre la desaparición del famoso periodista y escritor saudí Jamal Khashoggi después de abandonar el edificio del consulado.

El consulado confirmó que estaba realizando procedimientos de seguimiento y coordinación con las autoridades locales turcas para descubrir las circunstancias de la desaparición de Khashoggi, según la agencia oficial de noticias saudí.

La presidencia turca había anunciado previamente que Khashoggi todavía estaba dentro del consulado saudí en Estambul, mientras que Arabia Saudita reitero su negación de cualquier participación en la desaparición del periodista saudí y ofreció todas las facilidades para el éxito de la misión del comité de investigación conjunto.

Un portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalan, dijo en una conferencia de prensa que el Ministerio de Relaciones Exteriores y otros organismos interesados en Turquía siguen de cerca los acontecimientos del caso Khashoggi, señalando que la información actualmente disponible para el lado turco indica que el periodista aún se encuentra dentro del consulado saudí en Estambul, en el que entró el martes 2 de octubre.

Las muchas historias, y la variedad de fantasías que rodearon el tema, que en su mayoría fueron de acuerdo al relato de Arabia Saudita, además de aquellos que hablan de partes complices, pero en los cuales se descubrirán los cabos sueltos, tarde o temprano, el tema fue desviado y el asunto se mantuvo como investigación interna. En ausencia de informaciones claras, los periódicos y los medios comenzaron a competir para publicar historias anónimas sobre el asesinato del autor intelectual, como asi también de la tortura, mutilaciones, las grabaciones de audio y video, y otras historias de detectives que trataron el tema con fines políticos y resolvieron el problema. Los relatos en si fundamentales fueron olvidados, la desaparición del periodista cuyo destino aún se desconoce. Otra presencia fuerte e impune de los medios en Estambul que es más política que para poder revelar la verdad

Recomendaciones

Observatorio Internacional para Monitorear y Documentar las Violaciones de los Derechos Humanos , considera que la respuesta de las autoridades turcas y sauditas a una comisión de investigación conjunta es positiva y un paso hacia el establecimiento de la verdad sobre el destino del periodista Khashoggi.

El Observatorio observa con gran preocupación lo que está circulando en los medios de comunicación, cuyo objetivo es engañar a la investigación oficial y la opinión pública. El Observatorio cree que lo que se publica es político, no para revelar la verdad. Además, la información que circula de historias ficticias carece de credibilidad, publicada por organizaciones internacionales de medios de comunicación y famosa, cayó en la solución de información errónea de los medios de forma intencional o no intencional.

El Observatorio Internacional de monitoreo y Documentacion de las Violaciones de Derechos Humanos exhorta a los medios de comunicación árabes e internacionales a ser cuidadosos y cautos; al manejar y publicar noticias sobre el tema del periodista Khashoggi, especialmente con respecto a las "interpraciones " en algunas historias que se publican con o sin credibilidad. Revelar la verdad, pero no falsificando y engañando, y se requiere que sea la Comisión de Investigación , como la principal fuente de información y no los sitios de comunicación y partidos políticos que buscan cerrar acuerdos con las partes sauditas y turcas a expensas del caso del periodista Khashoggi.

El Observatorio también pide a los gobiernos de Turquía y Arabia Saudita que busquen exponer la verdad a la opinión pública para detener la desinformación practicada por otros. El gobierno turco exige una postura seria sobre la información falsa que difunden las estaciones de medios árabes y los periodistas que viajan hacia el territorio turco.

El Observatorio confirma el seguimiento del caso del periodista saudita Jamal Khashoggi y apoya los esfuerzos para descubrir la verdad y no esa supuesta verdad que se quiere imponer, y condena el intento de politizar el tema para atacar y chantajear a los países afectados, los más importante dentro de los cuales están "Arabia Saudita y Turquía" y hace un llamamiento a las organizaciones neutrales de derechos humanos para que examinen la información sobre este tema antes de construir posiciones ofensivas que pueden desinformar en contra de los interéses de los valores humanos que buscamos consolidar y lograr.

El Observatorio ha recibido recientemente una cantidad de correspondencia con información falsa dirigida implícitamente a atraer a las instituciones y organizaciones de derechos humanos para que desarrollen actitudes enojadas y poco profesionales acerca de la desaparición del periodista saudita Jamal Khashoggi, que debe mostrarse mediante investigaciones en lugar de información errónea de los medios. El Observatorio se niega a recibir información de cualquiera de las partes que no presenten evidencia y la misma debe presentarse ante la opinión pública.

Observatorio Internacional para Monitorear y Documentar las Violaciones de los Derechos Humanos

Argentina - Buenos Aires 16/10/2018

Copia para:

Ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita "Versión árabe"
Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía "versión en inglés"
Departamento de Estado de los Estados Unidos "Versión en inglés"
Oficina del Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Antonio Guterich
Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos Sr. Zeid Raad Al Hussein
Oficina del Presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker
Embajada de Arabia Saudita en Argentina
Embajada de Turquía en Argentina
Embajada de los Estados Unidos de América en Argentina